ENCONTRANDO CONSUELO EN UN DIOS INMUTABLE

17 de agosto de 2021

«Y respondió Dios a Moises: ‘YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás á los hijos de Israel: YO SOY me ha enviado á vosotros.'» Exodo 3:14

Escrito por Austin Baker, Pastor de Enseñanza, Iglesia Bautista Johnson Ferry

Hay muchos atributos de Dios en los que un creyente puede consolarse. Él es amoroso, bondadoso, santo, bondadoso, misericordioso – la lista es interminable. Pero, ¿ha sido alguna vez el hecho de que Dios nunca cambia, una fuente de gran consuelo y esperanza para usted? ¿Has descansado alguna vez en el hecho de que, independientemente de lo que depare este día lleno de cambios, el Dios del universo es el mismo ayer, hoy y siempre?

En Éxodo 3 y 4, cuando Dios le ordenó a Moisés que fuera a ver al Faraón, el rey más poderoso del mundo conocido, Moisés estaba lleno de temores, dudas y preguntas. Cuestionando su propia capacidad, Moisés temía que el Faraón y el pueblo de Israel no escucharan el mensaje que Dios le estaba dando. Entonces, Moisés pregunta: «Si el pueblo pregunta quién me ha enviado, ¿qué debo decirles?.” Y la respuesta de Dios se basa en su naturaleza inmutable. Dios no dice: «He sido algo y seré otra cosa, y ahora soy así. O he sido antes y ahora voy a ser.”

No… Dios dice YO SOY – siempre he sido y siempre seré. (Mi paráfrasis)

Ahora bien, ¿por qué es eso reconfortante? En primer lugar, es reconfortante porque Dios nunca cambiará de ninguna manera. Nunca será más perfecto de lo que es ahora. Y en segundo lugar, significa que nunca cambiará para peor. No tienes que despertarte mañana por la mañana preguntándote si su carácter y naturaleza serán diferentes. Nunca tienes que temer que su amor por ti cambie. Sus promesas siempre perdurarán para su pueblo, porque Él es inmutable.

Al mismo tiempo, aunque nos consuela y nos da esperanza el hecho de que Dios es inmutable, lo mismo ocurre con el hecho de que nosotros podemos cambiar. Esta es la esperanza del Evangelio: que su naturaleza inmutable nos da la capacidad y el deseo de cambiar para ser más como Él. .

Puede que te encuentres en algún tipo de lucha o ciclo de pecado del que no te puedes librar. Y Satanás te está diciendo mentiras de que siempre serás el mismo; que nunca podrás cambiar. No escuches sus mentiras. Porque en Cristo, usted está siendo cambiado diariamente de un grado de gloria a otro (2 Corintios 4:16-18). El Dios inmutable de la Biblia desea cambiarte – encuentra tu esperanza en Él hoy